Portada > Novedades
Año del Perro disparará el número de matrimonios en China
2006/01/25
 

Con la inminente llegada, el próximo día 29, del Año del Perro del horóscopo chino, el país prevé un marcado aumento del número de casamientos, debido a un curioso fenómeno, que se repite periódicamente, por el cual el año anterior se quedó sin día oficial de inicio de la primavera, lo que tradicionalmente se denomina como "año viudo".

En el próximo año del Perro, el ciclo lunar comienza relativamente temprana y durará 385 días hasta el 17 de febrero de 2007, fenómeno que ha ocurrido 12 veces en más de 2,300 años desde el año 221 AC.

Como el año es tan largo que tendrá 13 meses, con un mes intercalar entre el séptimo y el octavo mes, así como dos "lichun", día que marca el inicio de la primavera, uno el 4 de febrero de 2006 y otro el 4 de febrero de 2007, fenómeno que volverá a repetirse dentro de tres años lunares.

"En la cultura china los ancianos chinos creen que un año con dos lichun y un mes intercalar es un buen momento para casarse, mientras que los años sin "lichun" están considerados un mal augurio para los nuevos matrimonios, los años con dos "lichun" resultan doblemente dichosos", explicó Fei Guangze, gerente general de una compañía de servicios nupciales en la provincia septentrional de Hebei.

Tras las vacas flacas del Año del Gallo, los restaurantes especializados en ofrecer banquetes de bodas y el resto de sectores relacionados con el lucrativo negocio de los casamientos volverán a hacer su agosto.

En la provincia central de Hunan, por ejemplo, muchos restaurantes comenzaron a recibir peticiones de reserva en agosto del año pasado, y ya comienza a ser difícil encontrar un hueco en los días más "afortunados".

"Todos los días pares para los fines de semana (considerados los más propicios) de marzo a junio ya están reservados, y tampoco resulta fácil encontrar días libres en los meses siguientes", comenta Bai Ling, responsable de un hotel local.

Los fotógrafos de bodas también tendrán un año ocupado.

"Hasta el momento hemos recibido el doble de pedidos que el año pasado, y ya no tenemos ningún día libre para el primer semestre del año", explica una empleada de un estudio fotográfico de la ciudad de Dalian, en la provincia nororiental de Liaoning.

Actualmente, los novios chinos suelen festejar sus bodas con ricos banquetes, contratando coches de lujo y caros fotógrafos y pasando su luna de miel en lugares exóticos.

Una costumbre muy asentada en el país consiste en comprar joyas antes de la boda; mientras que en las zonas rurales los novios suelen dedicar entre 3,000 y 5,000 yuanes a este fin (375-625 dólares), en las ciudades la cifra puede aumentar hasta 20,000 yuanes (2,500 dólares).

Al final, una boda promedio entre ciudadanos de clase media puede costar unos 100,000 yuanes (12,500 dólares USA).

La costumbre de evitar el "año viudo" es considerada por muchos jóvenes una superstición, si bien otros, para no tentar la suerte y atender a los deseos de sus mayores, prefieren respetarla.

Según concluye Zhang Youde, sociólogo de la Universidad de Shanghai, "el hecho refleja el deseo de las parejas de disfrutar de un matrimonio feliz" en una época en la que, también en China, comienzan a aumentar el número de divorcios.

Suggest to a friend 
     Print